Blog
Sábado, 5 de septiembre de 2015

UN CIERRE DE FESTIVAL MUY ESPECIAL

Kalman Balogh y su címbalo húngaro causan sensación en la clausura del Festival de verano de Oviedo


El Festival de verano de Oviedo echó el viernes el telón. Y lo hizo con un concierto único, en el que el címbalo húngaro de Kálmán Balogh fue el gran protagonista. Con la batuta de Iván López-Reynoso, joven director mexicano en plena proyección, descubrimos este instrumento, que se fundió con la orquesta en obras de Bartók, Erkel, Monti y Brahms. Además, Balogh actuó como solista en una versión especial del Concierto para mandolina en Do mayor, de Vivaldi.

 

 

 

El címbalo húngaro, que por primera vez sonó en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, causó sensación. Así lo recogió también la prensa local. Un nutrido grupo de personas del público, de todas las edades, no dudó en subir al escenario al terminar el concierto, para ver de cerca y aprender más sobre este instrumento tan poco usual.

 

 

Nosotros también quisimos saber más del instrumento protagonista, cuyas referencias aparecen en tiempos antiguos, en las páginas de la Biblia. Balogh nos habló sobre las particularidades del címbalo húngaro, más pequeño y portátil, en comparación con los instrumentos de otros países. Al parecer, el compositor Vittorio Monti, del que escuchamos el viernes las csárdás, fue muy importante para su difusión, a partir de la tradición musical de la zona Balcánica. Y sobre todo desde 1874, cuando Schund introdujo un revolucionario sistema de pedales, para lograr un sonido armónico.

 

 

 

 

Balogh pasó luego a explicarnos las posibilidades del címbalo húngaro, con su experiencia como profesor en la Liszt Ferenc Academy desde 2007. Nos contó que hay diferentes escuelas de este instrumento, y que la rumana es más rítmica. Balogh destaca este instrumento en el repertorio contemporáneo, y su importancia también para intérpretes como Racz, famoso por sus interpretaciones de música clásica. En este estilo, el solista nos destacó a compositores como Berlioz, Stravinsky y Kodály. Además, está el címbalo en el jazz, donde se incluye el polifacético Giani Lincan, y también, en la vertiente americana, Lukács Miklós -a quien Balogh conoce bien-, y Preda, en el jazz europeo, con verdaderas maravillas de música de fusión.

 

 

 

 





FUNDACIÓN MUSICAL CIUDAD DE OVIEDO · Teatro Filarmónica · Mendizábal 3, 4ª Planta · 33003 Oviedo
984 083 857 / 984 287 097 · administracion@oviedofilarmonia.es · Aviso Legal